En el taller (III)

Pues si, aquí sigo dándole al Behemoth, a ver si soy capaz de sacar algo decente de todo este trabajo.
Ayer preparé la miniatura para hacer un molde de ella, con sus agujeros para el vertido de la resina y sus respiraderos.

Reforcé toda la estructura interior para que no tuviera problemas al sacarlo, aunque no me fío nada de que no se dañe, pero cuando llegue el momento de extraerlo ya lo haré con cuidado.
De hecho hoy he retirado en encofrado del molde, y esta noche haré los cortes para la extracción, y si me queda algo de tiempo intentaré sacar la copia master para seguir trabajando el resto de la semana.

Desearme suerte.

En el taller (II)

Antes de ponerme a hacer la cena de los niños, voy a aprovechar este ratillo libre para actualizar el blog y poner las fotos nuevas con los avances del Steel Behemoth.
Esta semana no he avanzado mucho que digamos, por que ha sido una semana completa de trabajo y bastante agobiante; lo malo es que esta semana se han plantado las semillas para lo que serán los proyectos laborales de casi el resto del año y veo que mi tiempo libre se reducirá sensiblemente y se quedará en la franja del fin de semana. Aun así no pienso abandonar ninguno de los proyectos que ya tengo abiertos porque sería un golpe muy duro a mis expectativas.

En el poco tiempo libre que he tenido he empezado a cerrar parte de la estructura y a reforzar la zona interior, algo que por desgracia en la foto no se ve, pero que una vez me ponga con los moldes me ayudará a que no se destruya en el proceso.

Por otro lado ya he colocado lo que será la caldera (benditos huevos kinder) y he construido las chimeneas. En la foto he puesto a un Warsmith para que se pueda observar el tamaño del vehículo y como se puede ver hace honor a su nombre, es todo un mastodonte.

Mañana domingo, comenzaré a sellar las juntas de unión de las distintas piezas con masilla líquida y terminar de reforzar las partes interiores y con un poco de suerte el jueves o viernes de la próxima semana estará listo para hacerse el primer molde y seguir trabajando sobre una miniatura maestra con cierta resistencia y no el montón de plasticard y restos plásticos de envases.

Con un poco de suerte, mañana subiré nueva actualización con todo lo nuevo.

En el taller

Buenas a todo el mundo
Esta semana he decidido dejar a un lado la pintura y retomar uno de los proyectos que había dejado aparcados desde hacía ya unos meses… por no decir casi un año.

Este proyecto en concreto es la construcción de mi Steel Behemoth para mi ejército de enanos. Ya se que es una pieza que no usaré nunca en las partidas, salvo un par de veces sólo para probarla o en partidas totalmente amistosas, pero es un proyecto de esos que me gusta hacer, aunque esté un poco fuera de mi área de conocimiento. Por lo que es un reto para mi.

Hace unos meses dejé hechas las ruedas delanteras y el armazón central, era poca cosa, pero era un comienzo… y por mucho que me esmeraba en tratar de plasmar en un papel lo que quería hacer… era realmente imposible. Peeeeero… este fin de semana parece ser que se me ha iluminado la bombilla de nuevo y me puse a bucear (casi literalmente) en mi caja de reciclaje, que no la de restos. Y me puse a seleccionar los materiales que iba a usar. Utilizar materiales reciclados es una opción muy buena, ya que en la mayoría de los casos vas a ahorrar no sólo dinero, también tiempo en modelar ciertas partes que se pueden conseguir de otros sitios.

Pero no voy a amargaros más, a continuación os dejo la foto de los avances.

Pues si, como veis esta es la idea principal del Behemoth, y parece más futurista que fantástico, hasta que me ponga a decorarlo en serio. Cuando esté terminada la estructura principal desmontaré las ruedas y reforzaré la estructura para comenzar a crear los moldes para sacar la pieza maestra del vehículo, sobre esta pieza maestra continuaré construyendo el Behemoth hasta terminarlo… pero por otro lado sacaré una versión futurista para adecuarla a Warpath… y ya veremos si es para la Corporación o los Forge Fathers.

Por ahora esto es lo que llevo, y ya tenía ganas de meterme en un proyecto así (hacía mucho que no tocaba el plasticard) y veremos si esta semana puedo darle otro empujón.

Steel Behemoth (III bis)

Anoche aproveche otro rato libre para continuar con este proyecto, y a medida que avanzaba me estaba dando cuenta de que va a quedar enorme, bastante más grande de lo que me esperaba. Y me he estado planteando acortarle las piernas un poco.
En esta entrada no podré ninguna foto nueva, porque quiero preparar una entrada con los últimos avances, entre ellos está el comienzo de los pies y su anclaje para las piernas, pero quiero terminarlos totalmente antes de subir las fotografías.
Pero ahora se me plantea la principal de mis dudas, en cuanto me ponga con el torso, que será en breve, ¿debo hacer este artilugio pilotado? o por el contrario ¿dejarlo como un constructo animado mágicamente?

Se agradecerán vuestro comentarios al respecto.

Steel Behemoth (III)

Este fin de semana no he tenido mucho tiempo para continuar el proyecto, pero si he podido hacer un par de cosillas y las piernas han avanzado otro poquito más.

Estas son las piezas para hacer la parte baja de la pierna. Esos cortes tan especiales en el plasticard son para hacer encajar la pieza en la “rodilla”.

 

Con cuidado para que no se moviera, se pega la pieza, en realidad las dos piezas que van a formar parte de la articulación.

Y una vez hecho, ahí está el resultado para las dos piernas. Encaja perfectamente con la rodilla, por lo que cuando el modelo esté totalmente terminado, se le puede poner en la posición que más me guste, o bien, con un poco más de esfuerzo y maña dejarlo móvil, pero esta última no va a ser una opción.

Steel Behemoth (II)

Anoche, después de terminar unos encargos, continué con este nuevo proyecto. El avance es lento pero seguro, porque tengo que parar casi con cada pieza que voy haciendo, si no es por el pegamento es por la masilla pero el caso es que hay siempre periodos de espera.
Para este proyecto prefiero seguir de forma metódica, para que después podáis seguir bien el trabajo y no ir saltando de un lado a otro, ahora estoy centrado en la parte inferior del constructo y voy a seguir hasta darle la forma básica y que parezca lo que tiene que parecer.

Y ahora vamos a darle candela al asunto.

En la foto veis lo que va a ser el “abdomen” del constructo, el sitio donde irán encajadas las piernas. Los materiales usados son un tapón de plástico rígido, plasticard y masilla gris.

Se han pegado las piezas de plasticard formando un puente y una vez secado el pegamento se ha reforzado las uniones con masilla gris, de tal forma que no sólo se consigue más resistencia, si no que se igualan los bordes y no queden escalones. En la base he puesto un par de “pegotes” más grandes para reforzar la unión y hacerla más estable para el paso siguiente.

Mientras la masilla secaba y endurecía, me puse a preparar los laterales de esta caja. Están perforados porque es el lugar donde se anclarán las piernas. Una vez comprobado el diámetro de las aberturas y que la masilla ya había endurecido procedí a su pegado.

Pegué la primera, y una vez secado el pegamento rellené todo el espacio interior con masilla gris, y después pegué la otra pieza perforada. Tras esperar unos minutos para que la masilla se endureciera un poco, introduje por los orificios los anclajes de las piernas para que dieran forma a la masilla interior. De esta forma una vez terminado el proyecto, la piernas encajen perfectamente y se puedan pegar sin tener que hacer malabarismos.
Al rellenar la pieza con masilla conseguimos dos cosas, la primera es más peso y la segunda es que hemos asegurado la estructura y podemos trabajar libremente sin temer que por apretar un poco nos carguemos el trabajo realizado. Amén de que hemos conseguido que todas las piezas encajen a la perfección.

Aquí esta la vista de frente, se pueden apreciar los pequeños escalones que se producen al pegar las diferentes piezas de plasticard. Estos escalones habrá que igualarlos, pero eso ya será en la sesión de hoy sábado. Además aun queda mucho trabajo, y no es el momento de empezar con los detalles.

Y aquí tenéis una foto con las piernas colocadas. Aunque ahora no es gran cosa, se van viendo los avances. El día de hoy si tengo tiempo suficiente será empezar con la parte inferior de las piernas y los pies, no creo que me de tiempo a tanto, pero por lo menos dejarlo lo más avanzado posible para que la fotos sean más atractivas.
 Como aclaración quiero comentaros que a lo largo de la construcción, mi intención es no dejar lugares vacíos, así que iré rellenando de masilla gris todos los huecos para ir dándole peso y sellar todas las aberturas que puedan quedarse tras los pegados.

Recta final del reto y nuevo proyecto

Como ya he comentado ayer se quedaron los cuarenta enanos secándose después de su baño de Quickshade, y a estas horas están lo suficientemente secos como para continuar trabajando. Eso significa que esta noche aprovecharé para terminar las peanas y dejar por fin las miniaturas listas para que mañana reciban el barnizado mate.

En la fotografía se puede ver que están sobre unas cajas de CDs que uso para estos menesteres, pero hoy ya dejaran estas improvisadas bandejas de secado para pasar a la bandeja de movimiento a la espera de ser terminadas.
Como ya dije ayer, voy a descansar de la pintura unos días, y me he metido de lleno en un nuevo proyecto.
Esta vez no es una conversión, más bien es una pieza de scratch, aunque no todas las piezas las haré yo, sino que voy a aprovechar piezas de plástico de otras fuentes, pero no de miniaturas.
El proyecto consiste en la construcción de un Steel Behemoth. Este héroe/monstruo es una de las nuevas unidades que aparecen en la segunda edición de Kings of War, y aunque su precio en puntos es muy elevado (300 puntos), creo que merece la pena ponerse manos a la obra y hacer de nuevo el taller un sitio agradable donde meterse.
Aunque la primera vez que leí la descripción de este vehículo (sí, es un vehículo) me lo imaginé como el tanque a vapor de las tropas imperiales de WHFB, y como yo la mayoría pensamos que era la descripción que más se le aproximaba.
Sin embargo, me puse a darle vueltas, mirando y remirando su tabla de estadísticas, y había algo que no me cuadraba, tenía 20 ataques en cuerpo a cuerpo, así que poco a poco fue tomando forma un idea en la cabeza. Antes de continuar, quiero poneros en antecedentes; el ejército enano es quizá el más serio de todos, y con serio, me refiero a que no tiene unidades raras como golems, hombres árbol, dragones, gárgolas, bueno ya me entendéis… ni siquiera un triste clérigo que pueda convocar elementales de tierra (ya lo sé, eso es más de ad&d, pero si no lo suelto reviento).
Entonces decidí que el Steel Behemoth podría ser una máquina como describe el manual, pero podría ser también un bípode, y de esa manera sería mucho más fácil justificar los 20 ataques en CaC, y poco a poco el concepto terminó de tomar forma.
Aunque soy totalmente incapaz de llevar mi idea a un papel, tengo totalmente clara la idea de lo que quiero, y he empezado el proyecto por el lugar más sencillo y con las piezas que sabía que me servirían para empezar. Por lo que aquí os dejo el comienzo del proyecto en fotografías, y las iré comentando para que vayáis captando la idea.

Estas son las piezas desde las cuales saldrán las piernas del constructo, e irán ancladas al abdomen. En vez de hacerlas de cero, he usado dos embellecedores para ocultar tirafondos y los dosificadores de unos botes de agente de curado para siliconas. El tubo de plasticard de la parte superior es lo que he utilizado para hacer las arandelas que servirán de unión entre el abdomen y la parte superior de las piernas.
Aunque borrosa, en esta imagen se ven las dos arandelas ya fijadas a las piezas circulares.
El siguiente paso esa fijar los tubos que harían de “muslos”, Se han fijado a la parte superior, y en la inferior usando unas viejas piezas de lego, he dejado ya preparada lo que será la articulación de las rodilla.
Aquí ya está todo pegado y bien fijado. Listo para el siguiente paso. Cerrar los huecos con masilla gris diluida en un poco de agua para que cubra bien todas las fisuras.
Con la misma masilla gris, he rellenado el hueco de la arandela para darle más firmeza. Una vez seca totalmente podré limarla y lijarla para igualar todos los bordes.
Aquí ya podéis ver que está todo totalmente rellenado, así que en estos momentos está secándose y mañana seguiré trabajando esa parte, junto con la parte inferior de las piernas y los pies. Esta tarde he empezado a trabajar en el abdomen, pero esas fotografías las dejo para más adelante.
Mientras secaba el pegamento, he ido adelantando piezas que me serán útiles más adelante. En este caso utilizando dos protectores de jeringuilla y dos tubillones pequeños de madera, tengo el “esqueleto” de lo que serán las chimeneas o tubos de escape del bípode.
Y por ahora nada más. Ya se que aun no parece nada, sólo es el comienzo pero poco a poco iréis viendo los avances. Ahora voy a ver si me fumo un cigarrillo y me pongo con el césped de las peanas.