Recibido medio pedido

Pues la semana pasada Miguel y yo decidimos hacer pedido… y de paso atraer a Alberto y a mi tocayo Carlos al lado oscuro. Y hoy mi cartera, mira que es mona la jodía (y lo digo con todo el cariño del mundo), ha dejado este paquete.

Más enanos para mi, orcos para los dos aprendices del lado oscuro y lo peor de todo… caballería vampírica para Miguel. A esto último sólo puedo decir esto: ¡Los odio! Son maquinas de matar virtualmente imposibles de matar, no son tan plomos como las momias pero son del mismo palo.

Aun está pendiente de llegar las cajas de ejercito orco, y cuando lleguen por fin tendremos algo de variedad en el grupo para jugar y probar nuevas cosas.

Respecto a los últimos días, la verdad es que he tenido poco movimiento. El fin de semana se lo he dedicado a la familia, que nos hacía falta a todos y por lo tanto mis actividades frente a la mesa de trabajo se han resentido mucho. Aun así anoche me quedé un rato más del normal para terminar los Bulkarkers y ya han pasado por QuickShade, así que esta noche estarán listos para terminar la decoración de las peanas y mañana listos para barnizar… si la lluvia me deja, que con tanta húmedas el barniz tiende a blanquear y no me quiero arriesgar a estropear el trabajo hecho.

Aunque ya tenía trabajo acumulado con los enanos que tengo aun por casa, estos shieldbreakers me van a ayudar a ir cerrando filas y a llegar a mi lista de 2000 puntos ideal. A partir de este punto, todo lo que compre será por capricho puro y duro, aunque mi idea es meterme de nuevo en harina y terminar los modelados que tengo en curso.

Por ahora nada más… creo.