Pensamiento del día

Tenía que haber seguido con las cervezas y no beberme el agua de los floreros a palo seco.
La próxima vez, por lo menos hay que echarle ginebra.

Anuncios

Dos días de cabeza

Buenas tardes a todo el mundo.
Llevo un par de días bastante ajetreados y por eso no ha habido actualizaciones en el blog. Hemos estado preparando algunas cosas para la Forja, y me ha consumido el poco tiempo libre que tenía, pero creo que ha merecido la pena.
Os insto a que durante el día de hoy y durante el fin de semana permanezcáis atentos a la Forja de Marte, porque habrá novedades.

Un saludo.

Esperando a la tarde

Esta semana ha ido con mucha tranquilidad, aunque ha estado bastante ocupada y aun así he terminado el reto, solo falta barnizar. Espero hacerlo esta tarde y subir los resultados.
Además quiero aprovechar esta tarde para hacer la foto de familia de mis tiránidos para subirla a Mente Enjambre que se ha abierto un post para enseñar los ejércitos y ya de paso la subo a mi página dedicada al gran devorador (que ya va siendo hora). Y por cierto hablando de tiránidos, ayer en el torneo de 40K (Getafe, Sector III) organizado por Ivo y sus compañeros, mi lista psicotrópica de 1500 puntos alcanzó un segundo puesto del que estoy muy orgulloso. A ver si subo la lista para que los profesionales de la Forja me la despellejen 🙂
Además, mi amigo Imarchi con sus Tau ganó, así que otra vez le felicito desde aquí.

Magnetizado suave

Buenas de nuevo.
Anoche estuve trasteando de nuevo con los enanos, aunque no pinte mucho, si estuve preparando las miniaturas que ya estaban pintadas para ponerlas en sus bandejas de movimiento y para ello estuve magnetizando las bases.
El tipo de imán que estoy usando es de lámina, del que se usa en los imanes de frigoríficos. Da un magnetizado muy suave que no impide retirar las miniaturas cuando es necesario, pero evita las continuas caídas durante las partidas.

Esta entrada no es un tutorial propiamente dicho, pero hice unas pocas fotografías para que se pudiera ver el proceso y así facilitaros la vida en caso de que necesitéis de esta técnica en un futuro. Antes de entrar en materia, he usado los enanos que he pintado esta semana, aun están sin el barniz y por eso brillan tanto, espero que no resulte demasiado molesto.

Cortamos la sección que necesitemos, en este caso no va a ser muy grande, porque son la dotación de los cañones y el espacio reservado es justo para cada miniatura y además por separado.

Pegamos las miniaturas al imán, con un poco de separación entre ellas, así es más fácil realizar los cortes. Estos cortes se pueden hacer con unas tijeras o con el cúter.

Una vez cortadas y separadas las colocamos sobre otra porción del imán para ver su agarre. En este caso lo he puesto en vertical para que se aprecie la fuerza de estas láminas. Las miniaturas de plástico pesan poco, por lo que el agarre es suficiente para las bandejas de movimiento.

Cortamos al mismo tamaño unos nuevos trozos del imán, usando como guía la miniatura, de esa forma nos aseguramos de que no va a haber desplazamiento debido a la situación de los polos.

Pegamos estos nuevos recortes en las bandejas…

… y voila, bandeja completa. Las miniaturas no se desplazan, ni se caen. Así que misión cumplida.

Semana en blanco

Buenas a todos.
Esta última semana como habréis visto no he subido nada, y la verdad es que he estado bastante ocupado por temas personales. Aun así he estado planificando algunas cosillas del taller para continuar trabajando. Entre ellas para empezar a hacer el molde del Land Raider MK1 que termine hace unos quince días.
También he estado trabajando, pero sobre el papel, una de las trasformaciones para mi ejército tiránido, los genestealers de Ymgarl, Cienciencias me paso cuatro cabezas con tentáculos, y aprovechando que tengo muchos genestealers antiguos voy a comenzar a transformarlos. A decir verdad mi mesa de trabajo está llena de tiránidos, algunos empezados a pintar y sin terminar y otras, como las gárgolas de segunda edición, están con la pintura recién quitada.
Espero ponerme esta noche a trabajar un poco, si el calor me deja. Me gustaría pintar los genestealers y los guerreros tiránidos que me quedan y así mañana continuar con el parásito de Mortrex o bien empezar con las gárgolas.
Aunque… también tengo unos marines de la RTB01 dándose el baño decapante, y debería sacarlos ya del bote (no sea que se arruguen más de la cuenta) y meter a otros cuantos.
Por ahora eso es todo, esta noche subiré las fotos de las cosas pendientes, para que veáis el agobio que a veces me da sentarme a la mesa del taller.

Me he sentado a pintar…

… y no es poco.
Llevaba muchos días con ganas de sentarme y ponerme a pintar de nuevo, necesitaba una buena terapia de relajación y el problema es que en casa eso es casi imposible últimamente. Los últimos seis meses han sido una auténtica locura, cuando llego a casa la niña está con la tarea del colegio, el niño esta liándola y el pequeñajo que cumple este mes cinco meses… pues para que contar… más que una casa parece un campo de batalla del cuadragésimo milenio y me veo como un explorador marine en camiseta y armado con una mierda de escopeta frente a una bruja eldar, un demonio y un devorador.
Pero este domingo he aprovechado la tarde ¡por fin! y aunque tengo mucho por pintar me he decidido por mi ejército tiránido que lo tenía un poco olvidado y en el transcurso de la tarde me he ido animando y he retomado el pulso a tan “magna obra”.
Si recodáis, empecé a pintar mi ejército tiránida usando la técnica de las tintas, vale que no es la “repera” pero para pintar un ejército tan grande como este me venia de perlas y he continuado por dicha senda para poder engrosar mis tropas un poco más. En definitiva he sacado del cajón todas las miniaturas que tenia imprimadas y me he puesto manos a la obra.
Esta es la lista de lo que he puesto en la mesa hoy:
6 Mantifexes.
6 Guerreros tiránidos.
2 Piróvoros.
18 Genestealers.
5 Termagantes.
1 Tervigón.

Aunque la lista es un poco larga, me lo he tomado con paciencia, y he dado la primera capa de sepia a todos excepto a tres termagantes. Estos termagantes fueron una adquisición de segunda mano y tengo que repasar el imprimado antes de seguir con ellos. Y este es el resultado:

De momento los “bichos” más grandes quedan más aparentes que los demás, y mañana si se plantea el día como hoy daré la segunda capa de tinta y veremos si avanzo un poco más.

Y estas son mis centollas, 18 más para mis filas y si os digo la verdad, llegado a este punto, y cuando termine estos genestealers tendré 28 más sus dos lideres de progenie, y creo que ya son suficientes, incluso creo que me sobran algunos, aunque ya he estado enfocando este ejército hacia cosas más grandes y pensando en batallas apocalípticas. El porqué de esta decisión es muy sencilla, tengo ya un ejército más que regular y sólo son tropas terrestres, lo único que tengo hasta el momento con la habilidad de volar son los tres élitros y veo que un ejercito como este sin esas unidades con posibilidad de volar tengo pocas opciones de jugar con estrategias más elaboradas.
Además he dejado fuera de la base de mi ejército a piezas que pueden ser muy interesantes, como el venontropo, el tirano de enjambre y sus guardias, y por supuesto a los lictores; aunque todos ellos con el tiempo tendrán cabida.
Así pues, en cuanto termine estas miniaturas me pondré con las conversiones que deje a medias, el Parásito de Mortrex y la arpía; y los utilizaré como punto de partida para la parte aérea del ejército, incluyendo a los devoradores que los tengo que montar para el parásito y que también serán una conversión que ya tengo en mente.

Por otro lado tengo pendiente mi ejército de enanos de Kings of War, y no quiero olvidarlos por que de las pocas partidas que he jugado últimamente han sido a este juego, que por cierto, me encanta. Así que prometo que las actualizaciones van a ser mucho más frecuentes de ahora en adelante porque ¡He vuelto a la mesa de trabajo!.

Un año en la red

Mis cosas ha cumplido ya un año.
Quién me iba a decir a mi que esto durara tanto tiempo. Empezó siendo un pequeño experimento y al final ha desembocado en varias iniciativas mucho mayores. Aunque los últimos tres meses han sido  bastante aciagos, ver como este crío va creciendo me hace mucha ilusión, y tengo que darle ahora mucha más atención.
Aunque yo me gano la vida con estos rollos informáticos, no soy de esas personas que diversifican y abren perfiles en todas las redes sociales, servidores de blogs, pero es posible que vaya extendiendo los tentáculos a otros lugares de la red, pero con calma y sin prisa, eso si seguramente fuera de este hobby. Pero todo se andará.
Por ahora quiero daros las gracias a todos por seguir estas líneas, que después de un año y más de 20.000 visitas, 19.000 más de las que esperaba.