Magnetizado suave

Buenas de nuevo.
Anoche estuve trasteando de nuevo con los enanos, aunque no pinte mucho, si estuve preparando las miniaturas que ya estaban pintadas para ponerlas en sus bandejas de movimiento y para ello estuve magnetizando las bases.
El tipo de imán que estoy usando es de lámina, del que se usa en los imanes de frigoríficos. Da un magnetizado muy suave que no impide retirar las miniaturas cuando es necesario, pero evita las continuas caídas durante las partidas.

Esta entrada no es un tutorial propiamente dicho, pero hice unas pocas fotografías para que se pudiera ver el proceso y así facilitaros la vida en caso de que necesitéis de esta técnica en un futuro. Antes de entrar en materia, he usado los enanos que he pintado esta semana, aun están sin el barniz y por eso brillan tanto, espero que no resulte demasiado molesto.

Cortamos la sección que necesitemos, en este caso no va a ser muy grande, porque son la dotación de los cañones y el espacio reservado es justo para cada miniatura y además por separado.

Pegamos las miniaturas al imán, con un poco de separación entre ellas, así es más fácil realizar los cortes. Estos cortes se pueden hacer con unas tijeras o con el cúter.

Una vez cortadas y separadas las colocamos sobre otra porción del imán para ver su agarre. En este caso lo he puesto en vertical para que se aprecie la fuerza de estas láminas. Las miniaturas de plástico pesan poco, por lo que el agarre es suficiente para las bandejas de movimiento.

Cortamos al mismo tamaño unos nuevos trozos del imán, usando como guía la miniatura, de esa forma nos aseguramos de que no va a haber desplazamiento debido a la situación de los polos.

Pegamos estos nuevos recortes en las bandejas…

… y voila, bandeja completa. Las miniaturas no se desplazan, ni se caen. Así que misión cumplida.