San Viernes… y sólo quedan horas

Pues ya encaramos el fin de semana, quizá el fin de semana más duro de todo el año, menos mal que estará ahí el domingo de resaca para arreglarnos la papeleta. O mejor dicho… para arreglaros la papeleta a vosotros, porque lo que es un servidor se pasará esa noche en casa.

Pero pasemos a los temas del hobby, que al fin y al cabo es de lo que va esto.

El pasado miércoles hacía revisión de lo que se me acumulaba en la mesa de trabajo, y sin opciones (por lo menos de momento) para sacarlo adelante. Ayer jueves estuve jugando a KoW con un amigo y nuevo acólito de este juego ¡Muuuaaaahaaahaaa!. Así que fue una tarde muy entretenida y con las consiguientes cervezas de “durante y después”. Pero hoy me he centrado un poco más en lo que tengo encima de la mesa… y en el ordenador.

Lo primero fue terminar de traducir la lista de los Goblins de KoW, y empezar con los Orcos. Estos los terminaré esta noche y si todo sale como se espera habremos terminado la traducción del reglamento y las listas de KoW, así que estarán listas para su revisión y cierre definitivo. ¡Yuuuuhoooo!

Esta tarde, en vez de echarme esa merecida siesta, me he puesto a hacer los moldes de las bandejas para peanas de 20mm, en concreto las bandejas de 10 y 20 miniaturas, que ya empiezan a hacer falta. Así que mañana ya estarán los moldes listos y podré empezar a tirar bandejas como un campeón.
Como se ve en la fotografía, me pasé un pelín de cantidad de silicona, pero vamos no es para tanto, o por lo menos no es nada tan grave que con un cúter no se pueda arreglar.

Otra de las cosas que tengo aquí atrancadas son un montón de miniaturas de Imarchi, y que están pendientes de terminar las peanas, pero también les he empezado a dar salida, y más de la mitad ya tienen la arena puesta y fijada, como en el caso de estos zombies, a los cuales he empezado a aplicar color en las peanas.

Pero la caballería ya va un poco más avanzada, y he terminado de aplicar los tonos más claros sobre las peanas, y está a falta de poner el césped.

Los más atrasados son los ghouls, que están esperando a que las embadurne de cola blanca y poner la arena.

Y por supuesto, las bandejas también están pendientes, vamos que tengo por delante unas cuantas horas de trabajo.

Ya no voy a decir nada de las miniaturas por pintar… porque ya sería llorar de forma gratuita. Así que me toca ponerme las pilas ahora en enero a ver si termino lo que me queda del ejército de enanos, antes de incorporar las tropas que me faltan y darlo definitivamente por cerrado.

Por ahora nada más… o sí. Se me ha pasado deciros que las bases del Torneo de Iniciación de Kings of War, están disponibles en este mismo blog y con página propia. Además ya han empezado a llegar las primeras inscripciones, así que animaros que aun hay sitio para más.

En cuanto tenga un rato, iré preparando la entrada de mañana, para hacer una revisión de todo lo realizado este año, que aunque ahora me parece que no ha sido mucho, he estado muchísimas horas frente a la mesa de trabajo.

Anuncios

Preparativos para mañana batirse el cobre

Estoy preparando unas cuantas bandejas de movimiento para el enemigo, y mientras las hago estoy con los conjuros de mal de ojo… para que las caballerías las pifien en todas las tiradas (jajajajaja).

Bueno, aun no he llegado a ese nivel de maldad, pero lo he pensado.
En concreto las bandejas que estoy preparando son para 10 miniaturas con peanas de 25mm, o bien para 5 miniaturas de caballería con peanas de 25x50mm.
Este es el molde que estoy utilizando. Es un molde “al aire” lo que me permite enrasar bien, y eliminar las posibles burbujas con facilidad. En concreto este molde se lleva 10ml de cada componente por bandeja, que no es mucho, y por lo tanto cada bandeja sale muy barata.
Aquí podéis ver como queda el liquido ya mezclado, y totalmente enrasado. Y como se puede observar, no tiene ni una burbuja (olé, olé y olé) y de lo cual me alegro mucho.
Las bandejas ya hechas, y perfectamente planas. El truco para que salgan totalmente planas reside y dejarlas enfriar en el mismo molde y no sacarlas demasiado pronto. Por norma general,  las piezas que son fabricadas así, se sacan a los cinco minutos, aun están calientes pero no se deforman. Con estas bandejas se puede hacer pero es muy sencillo que se comben y por lo tanto es mejor dejarlas en el molde de 10 a 15 minutos hasta que se hayan enfriado del todo y luego retirarlas.
Esta noche sacaré entre 6 y 8 de estas bandejas, para mañana entregárselas a los enemigos, porque luego dicen que no les cuido.
También os recuerdo, que mañana por la tarde entorno a las 19:30 estaremos en Quimera para comenzar jugar a Kings of War a eso de las 20:00. Así que los que queráis aprender a jugar a este estupendo juego, sólo tendréis que pasaros por allí. Eso sí, cuidado, es altamente adictivo.

… y algo se hizo

Pues he aprovechado otro corto espacio de tiempo libre para preparar unas cuantas bandejas de movimiento, así voy a tener a mis enemigos contentos por un rato.

Como ya os conté, el molde es abierto, así que hay que echar la resina con cuidado para que no desborde, y hacerlo en una superficie lo más horizontal posible, para que el reparto en el molde sea completamente uniforme.

Estas son las bandejas de 15 miniaturas, y ya me las imagino llenas de orcos grandes, verdes y feos.

Y estas son las de 20 miniaturas, que se van a ir repartidas para muchos orcos y caballería de los muertos vivientes… ¿porque doy de comer a mi enemigo?

Mucho por hacer…

Esta semana pasada a parte de montajes, imprimaciones y demás, he pintado más bien poco. Pero he estado distraído con otras cosillas, en concreto he estado haciendo las bandejas de desplazamiento para los orcos de los dos fichajes para jugar a Kings of War.

Después de montar y decorar estas bandejas, me dispuse a clonarlas, no es que salgan más baratas que comprar los kits de Citadel, porque más o menos salen al mismo precio, pero una vez hecho el molde, la bandeja ya sale montada y decorada con la textura, lo que ahorra mucho tiempo, y eso se nota.

Molde de las bandejas de 20 miniaturas, y por supuesto es un molde abierto.

Lo malo de estos moldes, es que a pesar de ser abiertos se han llevado una buena cantidad de silicona, para este en concreto casi 350 gramos, pero merece la pena ya que al tener más cantidad de la estrictamente necesaria absorbe mucho mejor el calor generado en la reacción de la resina y durará mucho más.

Estas son dos bandejas recién sacadas del molde y como se puede ver, cerradas y con textura en los bordes.

Estas bandejas están pensadas para veinte miniaturas con peanas de 25mm, aunque también sirven para unidades de caballería de diez miniaturas con peanas de 25x50mm.

Ya tengo preparado el molde para las bandejas de 15 miniaturas, también para peanas de 25mm, y espero que esta semana esté lista la de 10 miniaturas. Por lo que en breve irán desfilando muchas miniaturas de orcos y de caballería de muertos vivientes.

Ayuditas para el modelista

Pues lo dicho, después de andar buscando como un loco un sistema para clonar pequeñas piezas, sobre todo decoraciones y cosas así, y no tener que pegarme la paliza modelando, sobre todo porque la masilla aun se me resiste. Acabo de encontrar algo que le da 100 vueltas al Oyumaru ese y a Instant Mold.

El producto se llama Blu-Stuff, y es de secado muy rápido, por lo que trabajar con él es muy sencillo y permite crear los moldes de piezas pequeñas con mucha sencillez. Y además su precio es muy bueno.

Os dejo un vídeo de la página de blu-staff y su enlace.

Escuadra de asalto a punto

Aunque esta semana no he podido sentarme todo lo que necesitaba para darle buena salida al primer reto semanal, al final le he podido dar un buen empujón a la unidad y espero tenerla terminada para la fecha y hora previstas.
Aunque ayer estaba aun por la mitad, gracias a un ataque de insomnio, he aprovechado las horas nocturnas para pintar y avanzar con la unidad, vamos, como se dice en el ámbito legal, con alevosía y nocturnidad.

Por ahora no tengo ninguna foto que subir, prefiero esperar a darle su baño en las tintas que me faltan, sobre todo para destacar el amarillo de los cascos y terminar de rematar las peanas. Respecto a esto último, las peanas, son de resina y de diseño propio y las he pintado por separado con el aerógrafo antes de pegar las miniaturas. También tengo preparadas las calcas, que como siempre van a ser un suplicio colocarlas, pero para estas miniaturas voy a probar un producto de Vallejo que se llama Decal Fix. Nunca he trabajado con este producto, pero creo que siendo de Vallejo debe funcionar como dice, así que me lanzaré a la piscina y si funciona bien haré un breve tutorial sobre su uso, aunque en realidad no creo que haga falta.

Por ahora nada más, y esta tarde subiré las fotos necesarias.

Usando resina (I): Un poco de seguridad hombre.

Ya sé que a los que ya usáis la técnica de clonado en resina no os descubro la pólvora, pero creo que no está de más dar unas pequeñas guías para los que están empezando, sobre todo para evitar esos pequeños daños y quemaduras que se lleva uno cuando es novato.
Así que antes de empezar hemos de tener siempre una serie de herramientas o utensilios que nos van a ser  indispensables para poder trabajar con un mínimo de seguridad. Lo primero e indispensable es el uso de guantes de látex. Si eres alérgico al látex, pues que voy a contarte que no hayas averiguado con el uso de los condones.
Los guantes de látex están disponibles en cajas de 100 unidades y en diferentes tallas, por lo que no debes preocuparte a la hora de ver si tu mano es grande o pequeña. Una de las cosas importantes es que sean de un solo uso, porque este tipo de guantes lleva un producto parecido al talco que evita que con el sudor se produzcan roces y heridas. Si eres de esas personas que las manos les sudan mucho, procura cambiarte los guantes cada cierto tiempo para evitar que tu mano se cueza en tu propio sudor, es una sensación desagradable, os lo puedo asegurar y eso que a mí no me sudan demasiado las manos.
¿Por qué usar guantes?
La resina es un producto bi-componente que al ser mezclado produce una reacción exotérmica de grado medio. Esto significa que cuando empieza el proceso de solidificación el compuesto puedo llegar a los 60 grados centígrados sin problema, en algunos casos, sobre todo ahora en el verano, está reacción puede llegar a los 65 grados. Esta temperatura es suficiente para provocar pequeñas quemaduras químicas. Estas quemaduras no son muy graves pero si muy molestas. Los guantes nos van a proteger en todo momento de este tipo de quemaduras.
En el caso de que nos salpique un poco de producto, y digo solo un poco, no corráis al baño a lavaros, eso nunca. Aguantad un poco la quemazón y esperar a que el producto haya solidificado para quitarlo de la piel, luego podéis aplicar una pomada contra las quemaduras.
Si os salpica un poco de la resina y aplicáis agua impedís que el proceso continúe y luego es mucho más engorroso quitar la resina de la piel.
Gafas protectoras
Otra de las cosas de las que debéis disponer siempre es de unas gafas protectoras, cuanto más amplias mejor. Mientras se trabaja con la resina a veces tenemos que reventar pequeñas burbujas y a veces parte del producto sale disparado a la cara, así que es importantísimo tener los ojos bien cubiertos. Estas gafas las podéis encontrar en cualquier “todo a 100” y no costarán más de 4 ó 5 euros y son una muy buena inversión.
Recipientes de trabajo
Los recipientes son muy importantes porque evitaremos derrames accidentales que pueden dañar nuestra mesa de trabajo, ropas, piel y otros trabajos.
Como ya os he comentado trabajo con la resina de Feroca, en concreto con una resina de poliuretano denominada Feropur. Esta resina tiene dos componentes:
A.      PR55
B.      E55
El componente A es oleoso, de hecho tiene una textura parecida al aceite aunque algo más denso. Sin embargo el componente B es mucho más líquido y de un color amarillento, pero también algo corrosivo.
Precisamente por este motivo hemos de elegir los recipientes donde verteremos estos productos y donde los mezclaremos. Para el primer componente puede valernos casi cualquier tipo de vaso de plástico, pero para el B no es así, ya que puede corroer el vaso y derramarse por la superficie de trabajo. Por esto siempre suelo recomendar usar vasos de cristal para el trabajo y tras terminar devolver el excedente a sus contenedores originales y limpiar bien los vasos con papel de cocina antes de lavarlos con agua y jabón. Eso sí, aseguraros de que están bien secos antes de volver a trabajar con ellos.
Sin embargo para hacer la mezcla del producto podéis utilizar un vaso de plástico, pero uno resistente y grueso, para evitar que el calor de la reacción deforme el vaso y quede inservible. Cuando vayáis a realizar la mezcla de los dos componentes, verter primero el componente A y después el B, para evitar que el B pueda corroer el vaso.
Otro de los recipientes que usareis mucho serán unas jeringas para medir la cantidad de cada componente. Personalmente os recomiendo que uséis unas grandes de 60ml. Son mucho más manejables y a la hora de ver las cantidades os facilitaran mucho el trabajo. Una vez que hayáis terminado con ellas tenéis que desarmarlas y limpiarlas con papel de cocina y una vez retirado todo el producto perdéis limpiarlas con unas escobillas, agua y jabón. Y esperar a que estén totalmente secas o bien secarlas con papel de cocina antes del siguiente uso.