Abriendo el baúl… de nuevo

Después de una conversación durante el día de hoy en “A buscar e revulver” en el que me han pinchado en la fibra sensible con el tema de Battle Fleet Gothic. BFG es uno de esos juegos a los que nunca tuve oportunidad de jugar, sobre todo por que en esa época estaba yo recién casado y con pasta escasa… por no decir sin blanca. El caso es que me quedé con las ganas por que años antes compre un juego pequeño llamado Space Fleet.

Space Fleet fue el precursor de BFG, pero 10 años antes, se publicó en 1991, junto con otros tres juegos que eran los hermanos pequeños de los tres grandes de la época. Kerrang! (Blood Bowl), Ultramarines (Space Hulk) y Mighty Warriors (Mighty Empires). Pero el único original era Space Fleet y me engancho mucho este último, aunque apenas pude jugar ya que mi grupo habitual eran roleros acérrimos o bien “hard wargamers” (ASL, Red Barricades, World in Flames). Así que me quedé con las ganas de jugar más.
Ahora 19 años después he abierto de nuevo la caja y he sacado esas fastuosas naves kilométricas para pintarlas, que en su día me dio mucha pereza, sobre todo por la novia que tenia entonces… menos mal que la deje.

En la fotografía superior tenéis los dos modelos que se incluían en la caja, dos de cada. A decir verdad esa nave eldar es impresionante, sobre todo por el concepto de las velas solares, pero aun es más espectacular el diseño del corsario eldar que salió al poco tiempo en plomo.

Se publicaron reglas avanzadas en White Dwarf con cientos de fichas y muchos modelos nuevos de naves, pero ahí se quedo la cosa para mi…
Ahora estoy pensando en meterme en BFG… que el Emperador me asista.

Edito esta entrada para poner una foto que me han pedido, así que aquí la dejo.