Usando resina (I): Un poco de seguridad hombre.

Ya sé que a los que ya usáis la técnica de clonado en resina no os descubro la pólvora, pero creo que no está de más dar unas pequeñas guías para los que están empezando, sobre todo para evitar esos pequeños daños y quemaduras que se lleva uno cuando es novato.
Así que antes de empezar hemos de tener siempre una serie de herramientas o utensilios que nos van a ser  indispensables para poder trabajar con un mínimo de seguridad. Lo primero e indispensable es el uso de guantes de látex. Si eres alérgico al látex, pues que voy a contarte que no hayas averiguado con el uso de los condones.
Los guantes de látex están disponibles en cajas de 100 unidades y en diferentes tallas, por lo que no debes preocuparte a la hora de ver si tu mano es grande o pequeña. Una de las cosas importantes es que sean de un solo uso, porque este tipo de guantes lleva un producto parecido al talco que evita que con el sudor se produzcan roces y heridas. Si eres de esas personas que las manos les sudan mucho, procura cambiarte los guantes cada cierto tiempo para evitar que tu mano se cueza en tu propio sudor, es una sensación desagradable, os lo puedo asegurar y eso que a mí no me sudan demasiado las manos.
¿Por qué usar guantes?
La resina es un producto bi-componente que al ser mezclado produce una reacción exotérmica de grado medio. Esto significa que cuando empieza el proceso de solidificación el compuesto puedo llegar a los 60 grados centígrados sin problema, en algunos casos, sobre todo ahora en el verano, está reacción puede llegar a los 65 grados. Esta temperatura es suficiente para provocar pequeñas quemaduras químicas. Estas quemaduras no son muy graves pero si muy molestas. Los guantes nos van a proteger en todo momento de este tipo de quemaduras.
En el caso de que nos salpique un poco de producto, y digo solo un poco, no corráis al baño a lavaros, eso nunca. Aguantad un poco la quemazón y esperar a que el producto haya solidificado para quitarlo de la piel, luego podéis aplicar una pomada contra las quemaduras.
Si os salpica un poco de la resina y aplicáis agua impedís que el proceso continúe y luego es mucho más engorroso quitar la resina de la piel.
Gafas protectoras
Otra de las cosas de las que debéis disponer siempre es de unas gafas protectoras, cuanto más amplias mejor. Mientras se trabaja con la resina a veces tenemos que reventar pequeñas burbujas y a veces parte del producto sale disparado a la cara, así que es importantísimo tener los ojos bien cubiertos. Estas gafas las podéis encontrar en cualquier “todo a 100” y no costarán más de 4 ó 5 euros y son una muy buena inversión.
Recipientes de trabajo
Los recipientes son muy importantes porque evitaremos derrames accidentales que pueden dañar nuestra mesa de trabajo, ropas, piel y otros trabajos.
Como ya os he comentado trabajo con la resina de Feroca, en concreto con una resina de poliuretano denominada Feropur. Esta resina tiene dos componentes:
A.      PR55
B.      E55
El componente A es oleoso, de hecho tiene una textura parecida al aceite aunque algo más denso. Sin embargo el componente B es mucho más líquido y de un color amarillento, pero también algo corrosivo.
Precisamente por este motivo hemos de elegir los recipientes donde verteremos estos productos y donde los mezclaremos. Para el primer componente puede valernos casi cualquier tipo de vaso de plástico, pero para el B no es así, ya que puede corroer el vaso y derramarse por la superficie de trabajo. Por esto siempre suelo recomendar usar vasos de cristal para el trabajo y tras terminar devolver el excedente a sus contenedores originales y limpiar bien los vasos con papel de cocina antes de lavarlos con agua y jabón. Eso sí, aseguraros de que están bien secos antes de volver a trabajar con ellos.
Sin embargo para hacer la mezcla del producto podéis utilizar un vaso de plástico, pero uno resistente y grueso, para evitar que el calor de la reacción deforme el vaso y quede inservible. Cuando vayáis a realizar la mezcla de los dos componentes, verter primero el componente A y después el B, para evitar que el B pueda corroer el vaso.
Otro de los recipientes que usareis mucho serán unas jeringas para medir la cantidad de cada componente. Personalmente os recomiendo que uséis unas grandes de 60ml. Son mucho más manejables y a la hora de ver las cantidades os facilitaran mucho el trabajo. Una vez que hayáis terminado con ellas tenéis que desarmarlas y limpiarlas con papel de cocina y una vez retirado todo el producto perdéis limpiarlas con unas escobillas, agua y jabón. Y esperar a que estén totalmente secas o bien secarlas con papel de cocina antes del siguiente uso.
Anuncios

Clonación en resina

Buenas a todos.
Como le prometí a Makura he estado trabajando en una serie de artículos dedicados a la clonación de miniaturas. Pero he de aclararos que no van a ser un tutorial sobre clonado, si no más bien una lista de cosas a tener en cuenta y pequeños trucos para todos aquellos que comenzáis a introduciros en este pequeño arte.
Estos últimos quince días he estado liado con otros temas, más bien personales y de trabajo y por ello he tenido el blog un poco más abandonado de lo que me hubiera gustado. Y no solamente el blog, si no también el hobby en general, por que hace más de veinte días que no me he sentado a pintar y quince sin seguir con las conversiones y transformaciones que tenía planeadas.

Pero vayamos al tema que nos ocupa.
En esta serie de artículos me voy a centrar sobre todo en la seguridad, cada vez que os vayáis a sentar a manipular con estos productos. Eso sí, trataré los productos que conozco, en este caso son productos de Comercial Feroca, de quienes ya daré referencias.
A parte de la seguridad, que es de lo más importante, trataré temas como las medidas de cada producto. La resina para miniaturas es un producto bi-componente que ha de mezclarse en unas proporciones lo más exactas posibles pero que tienen un juego muy importante.
Trataré el tema del uso de los tintes, para que sirven además de darle color a los modelos finales y sobre los distintos colores y cuales pueden ser mejores para cada cosa.

Respecto a como hacer los moldes, hablaré del tipo de plastilina que debemos usar, la silicona que yo utilizo y los agentes de curación que podemos usar dependiendo de las piezas que queramos realizar.
Como veis el tema es bastante extenso, pero para que podáis ir viendo más cosas os dejo un link concreto que a mi me hizo empezar en este mundo. Para mi gusto es el mejor tutorial de clonado que he visto así que aprovecharlo.
Este hombre es un autentico crack, Ultrawerke.

Laser y plasma acoplado para tu Razorback

Esta tarde me he puesto un ratillo para hacer está pequeña conversión, una torreta para un Razorback con cañon láser y rifles de plasma acoplados.
Antes de nada quiero deciros que la conversión ha sido hecha de forma rápida con piezas de resina, clonadas de los originales de plástico. Como todos sabéis el kit del Razorback vienes con cañones láser y bolter pesado, pero las piezas del afuste y la cubierta sólo dan para el montaje de una de las dos armas, así que o imantas las armas para poder intercambiarlas, o sigues mis pasos y los clonas para tener toda la variedad en conjunto.
Las piezas no están terminas completamente de limpiar las rebabas y líneas de molde, pero para este caso nos da un poco igual.

En la fotografía podéis ver los originales a la derecha y las copias a la izquierda. ¿Porqué he usado copias en vez de originales? Muy sencillo, costes y facilidad de trabajo. Adquirir las piezas por separado es caro, y además el plástico es más difícil de cortar que la resina en este tipo de piezas.

Aquí están la cubierta y cuatro de los rifles de plasma, sólo utilizaremos dos.

Lo primero es coger uno de los cañones láser y limpiarlo un poco, por lo menos para saber donde vamos a practicar los cortes. Y tras los cortes debería quedar como en la siguiente foto.

Después hay que cortar las empuñaduras y las culatas de los rifles de plasma. La lástima es que he sido incapaz de sacar fotografías decentes de las piezas, pero debe valer con estas.

Una vez cortados se pegan ambos rifles entre sí para facilitar su posterior pegado al soporte del cañón láser.

Una vez pegado la soporte, ya se puede montar todo lo demás sobre los afustes.

Y aunque este está lleno de rebabas ya lo terminaré de limpiar y lo dejaré listo para su pintado, qué ya que está hecho lo usaré.

Más conversiones

Hace unos días me llegaron un par de correos electrónicos, en los que me preguntaban como haría la conversión  de la torreta del Razorback para que fuera un Las/Plas. La verdad es que nunca me había planteado hacer esta conversión, no porque no fuera útil, si no por el tiempo que debería invertir y las piezas.
Pero me he decidido ha realizar un breve tutorial sobre mi visión de hacer uno de estos tipos de armamentos que tan poco se ven por las mesas de juego.
Así que me voy a poner manos a la obra, a ver si con suerte lo termino hoy. Eso si para animarme mientras lo hago me voy a poner la discografía de Astarté. Astarté no tiene nada que ver con nuestros Astartes de 40K, son un grupo femenino de Black Metal de origen griego, a mi me encantan, pero claro todo eso va en gustos.

Warpath ya disponible

Pues si señores, acaban de lanzar de forma gratuita el reglamento de Warpath. Eso sí aun en estado beta para que todos podamos probarlo.
Para todos aquellos que no recibís la “newsletter” de Mantic os pongo los enlaces.
Ahora sólo queda probar el juego y ver si realmente es lo que esperamos.

Warpath Beta
Forgefathers Army List
Marauders Army List

Como ya pasó en su día con Kings of War, este nuevo juego ha sido diseñado por Alessio Cavatore y una de sus máximas es la sencillez. Como comprobaréis este nuevo reglamento tiene 16 páginas, cuatro más que su hermano mayor de fantasía. Aun no me he terminado de leer el reglamento (hace escasos diez minutos que lo tengo delante) pero ya he encontrado una cosa que me ha hecho feliz y que siempre me he quejado de mi juego favorito por que era absurdo eso de poder cargar a un vehículo volador con tropas de tierra. Copio literalmente la regla:

MELEE
Aircraft can neither charge nor be charged.
La aviación no puede cargar ni ser cargada.

¡Toooooma! Por fin. ¿Es que era tan difícil tener dos dedos de frente? Pues parece ser que no. Este sólo es un detalle, así que me voy a reservar mi opinión completa para cuando termine de leerme las reglas y si el tiempo acompaña espero poder ponerlas en prueba en los próximos días.