Y ahora los hormagantes

Hoy me he puesto con los poco hormagantes que tengo, por desgracia algunos de ellos me han llegado de un cambio, y por correo, y lamentablemente me han llegado destrozados, brazos rotos, patas traseras partidas, vamos un desastre. El problema como siempre es que le echan la culpa a correos, pero visto como llegaba todo dudo mucho que fuera del transporte. Pero ya no merece la pena lamentarse.
Después de unas horas dedicadas a la reconstrucción de estos gantes, que por cierto, fue muy bien, he podido ponerme a pintarlos. Hoy no he dispuesto de mucho tiempo, así que no he podido igualar las cifras del fin de semana, y me he conformado con terminar los hormagantes que empecé el domingo y con seis nuevos.
Los cinco que empecé ya estaban terminados, y sólo estaban a falta de decorar las peanas, así que dicho y hecho. Mientras secaba la pintura de la primera capa de las peanas, me puse con los seis siguientes hormagantes, una vez terminada la primera capa de sepia, de vuelta a las peanas de los anteriores, y así he estado toda la tarde cambiando de unas a otras, hasta terminar el día de pintado.

En la foto superior podéis ver como van las miniaturas, ahora sólo falta que me ponga con la decoración de las peanas. Mientras decoro estas peanas, me pondré con cinco termagantes más, así hasta que termine los sesenta y tantos que ya tengo. Pero para no aburrirme, iré intercalando algún guerrero tiránido entre medias, y otras piezas más grandes, como los carnifexes y por supuesto los genestealers. De esta forma os podré ir enseñando distintas piezas sin aburriros con termagantes constantemente. Quería meterme a pintar el tervigón lo antes posible, pero he decidido dejarlo para más adelante, para cuando coja más soltura con este nuevo sistema de pintado, por que no quiero fastidiar tanta horas de conversión en un pintado chapucero.

Como veis en estas miniaturas, he cambiado mi forma de decorar las peanas, he dejado atrás la decoración volcánica y de ceniza, para hacerla más normalita, de un mundo verde. Sobre todo por cambiar, en el último año he pintado cerca de cien marines espaciales, incluyendo vehículos, y más de cien necrones, todas estas miniaturas tenían la misma decoración en las peanas. Si es muy sencilla y no se tarda nada en hacer, pero ya estaba aburrido de hacerlas igual. Los tiránidos me sirven  para salir de una monotonía que ya se hacía agónica.
Ahora que tengo la base para comenzar con este ejército, a medida que vaya pintandolo iré haciendo pruebas de listas con lo que tengo, aunque en breve deberé ponerme para completar las listas, aun me faltan minis que pueden ser muy importantes como los zoantropos y el tirano… pero vayamos paso a paso.

Anuncios

3 pensamientos en “Y ahora los hormagantes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s